← Volver

Cómo ser un mejor viajero | 10 prácticas del buen viajero

Inicio » Artículos » Cómo ser un mejor viajero | 10 prácticas del buen viajero

Hoy quiero contarte los secretos que harán mejor tu estadía en Buenos Aires o cualquier ciudad que visites. Las bauticé como “las 10 prácticas del buen viajero” y las fui aprendiendo y mejorando a lo largo de muchos años y experiencias vividas en diferentes destinos y hostels alrededor del mundo, enriquecidas en intercambios con otros mochileros.

Cuáles son 10 prácticas del buen viajero y mochilero?

+ QUÉ ES UN VIAJERO? CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE VIAJERO Y MOCHILERO?

Antes de enumerar las prácticas del buen viajero quiero hacer una aclaración porque muchas veces me preguntan si existe alguna diferencia entre viajero y mochilero. La línea entre ambos conceptos es muy delgada y con frecuencia son confundidos.

Por eso te voy a dar MI definición y no pretendo que sea la única ni absoluta. Según mi parecer el mochilero es una categoría de viajero. Es decir, un mochilero es un tipo en particular de viajero.

El viajero es aquel que, como su nombre lo indica, emprende un viaje o una travesía. El mochilero es aquel viajero que tiene un presupuesto austero (independientemente de su condición económica) y todo lo que es y tiene lo carga sobre su espalda, en la mochila. (Dejo de lado los clichés o estereotipos según los cuales el mochilero no se baña casi nunca, tiene siempre la misma ropa, solo viaja haciendo dedo en la ruta o que solo se alojan en carpas o en dormis de 12 pasajeros).

+ CUÁLES SON LAS 10 PRÁCTICAS QUE TIENE TODO BUEN VIAJERO?

Estas acciones aplican tanto para el viajero en general como para el mochilero y son, a mi parecer, prácticas que si llevás a cabo van a hacer más agradable y placentero tu viaje y de los que te rodean.

10 prácticas del buen viajero y mochilero

1) Hacer amigos en el Hostel

Cada hostel en los que me he alojado tiene sus particularidades pero en todos ellos la característica común es que son un lugar de encuentro de culturas, son ideales para conocer gente, pasarse datos, consejos, armar salidas en común, aprender cosas nuevas y generar nuevas experiencias. Los huéspedes, salvo raras excepciones, están bien predispuestos a interactuar. Muchas veces esto está fomentado por el staff del Hostel que organizan fiestas o cenas.

Establecer un vínculo amistoso con tus pares contribuirá a tener una mejor y más entretenida convivencia e incluso te ayudará con tu presupuesto ya que podrás dividir gastos o al ser muchos obtener descuentos en paseos o salidas. Muchos viajeros solitarios eligen al hostel porque entre sus ventajas, pueden conocer a otros para recorrer la ciudad y hasta para emprender nuevos viajes a otros destinos.

2) Aprender el idioma del país (o en su defecto las palabras típicas)

Existen distintas formas de hacerlo. La que me funcionó a mí fue buscar en Facebook grupos de intercambio de idiomas. Pero si tenés el presupuesto y tiempo suficientes y querés profundizar en el aprendizaje, el mismo Hostel te sugerirá algún curso de idiomas. Una tercera forma es intentar aprender hablándolo con otros huéspedes y el staff o simplemente intentando en la vida diaria fuera del hostel, ya sea en la calle preguntando cómo llegar a un lado en particular o haciendo las compras en el supermercado o en un city tour.
De más está decirte que hay mil aplicaciones que sirven como traductor, pero yo me refiero tener que arreglártelas por tu cuenta para aprender al menos lo básico. Vas a ver que es mucho más satisfactorio y entretenido que simplemente buscarlo en Google Translator y otras apps . No digo que no las tengas instaladas, solo que las uses solo en los casos en los que no tengas otra opción.

Si voy a un país con tu mismo idioma o a una ciudad dentro de mi país, me gusta aprender las palabras típicas del lugar y su significado. Y por supuesto, debo confesarte que me resulta muy divertido aprender las malas palabras.

3) Para conocer la ciudad no necesitás mucho dinero

Los mochileros generalmente buscamos formas económicas de viajar y para conocer una ciudad no es necesario gastar mucho dinero. Hay diferentes opciones: podrías buscar walking tours gratuitos (solo pagás una propina al guía) o lo que yo recomiendo que es armar tu propio itinerario. Hacer una pequeña investigación online o con otros pasajeros del hostel, establecer qué lugares deberías visitar y definir tu propio recorrido.

Antes de salir, te recomiendo que preguntes en la recepción si en tu itinerario no incluiste alguna zona peligrosa. Si está todo bien, ponete un calzado cómodo, una botellita de agua, algo para comer en una pausa y listo!
Si venís a Buenos Aires, acá te dejo algunos recorridos para hacer a pie.

4) También salí de los circuitos tradicionales

prácticas del buen viajeroToda ciudad tiene su “lado b” o los lugares que no son conocidos ni visitados por los turistas. Por lo general, no forman parte de las tradicionales guías de viaje y te recomiendo que las conozcas porque vas a vivirlas como un local.
Te dejo algunas sugerencias en la Ciudad de Buenos Aires:
– Mirador en la Galería Güemes (Florida 165): en el piso 14 de la galería se encuentra un mirador por el que podrás apreciar esta hermosa ciudad desde las alturas. Aunque haya que pagar una entrada al mirador, es muy recomendable.
– La Iglesia Ortodoxa Rusa (Avenida Brasil 315): cuando estés de paseo por San Telmo, no dudes en visitarla. Ya a lo lejos te llamará la atención la belleza de sus cúpulas azules. La magnificencia de su interior te sorprenderá.
– El cementerio de Chacarita (Avenida Guzmán 680): siempre que se habla de los paseos tradicionales para hacer en esta ciudad se menciona al cementerio de Recoleta pero el de Chacarita también tiene lo suyo. Es un lugar muy apropiado para sacar fotos a sus impresionantes esculturas, mausoleos y vitrales.
– Farmacia De La Estrella (Defensa 201): fue la primera en instalarse en Buenos Aires, en el año 1834. Lo particular es que aun mantiene sus muebles, la balanza, sus pisos y cristales originales. Podés conocer un poco más en nuestro artículo sobre la Farmacia De La Estrella.

5) Comprate un recuerdo

De todos mis viajes me llevo un recuerdo “físico” del lugar (más allá de las historias, amistades y experiencias vividas). Van desde una piedra hasta un souvenir. De Buenos Aires no te podés ir sin comprarte un mate, una camiseta de un equipo de fútbol (los más elegidos son River Plate y Boca Juniors) o alguna prenda de diseño independiente en Palermo Soho.

6) Probar los sabores locales

Esta es una de mis prácticas del buen viajero favoritas. Conocer la gastronomía local enriquecerá (valga el juego de palabras) tu experiencia de viaje. Como mochilero evito los restaurants porque no son baratos. Suelo elegir los lugares adonde comen los locales y sobre todo me gusta comprar frutas, galletitas, snacks y golosinas que no se consiguen en los supermercados de mi país.

En Buenos Aires no tenés que dejar de visitar los tradicionales bodegones, alguna parrilla para saborear la mejor carne y alguna pizzería, entre las que sin lugar a dudas, te recomiendo Güerrín. Infaltables: las empanadas y en cuanto a lo dulce los alfajores y en especial, el dulce de leche.

7) Siempre respetá las normas de convivencia en el Hostel

Es fundamental respetar las normas de convivencia impuestas por el hostel, tanto dentro de la habitación como en los espacios comunes. Generalmente, hay horarios y lugares para hacer las cosas, como por ejemplo, para tomar bebidas alcohólicas o fumar. Es importante que mantengas la limpieza de la cocina que compartirás con otros huéspedes o tratar de no hacer ruido en tu habitación si otros están durmiendo.

No seas ese viajero indeseable y además, pensá que pueden expulsarte o podés comprometer al staff del Hostel con tus acciones indebidas.

8) No pierdas contacto con tus seres queridos

Cuando viajes recordá que sos importante para tu familia y amigos, quienes estarán pendientes y hasta preocupados con cómo te está yendo (y más si vas a un país que no conocen). Tratá de mantenerlos al tanto de tus novedades. Las formas más habituales suelen ser Skype, Facebook y WhatsApp pero también pueden seguirte en tus publicaciones de Instagram y si te animás a contar tu viaje más en detalle, podrán leer tu blog.

9) Tratar de no salirte del presupuesto (o no tanto)

Una de las claves para disfrutar de un viaje es tener un presupuesto preestablecido para no tener sobresaltos si surgen gastos imprevistos. Decir voy a gastar diariamente “x” en alojamiento e “y” en comida y otros gastos. Si respetás esos números, cuando se acerque el final del viaje quizás te quede uno de dinero para darte algún “gusto” extra o poder estirar la estadía.

10) Recomendar lo bueno de tu viaje a otros

Por qué lo malo llega a muchos y lo bueno a pocos? Nos encanta quejarnos pero no siempre reconocemos lo que nos ha gustado de un lugar visitado o de un servicio recibido. La última de las prácticas del buen viajero que recomiendo que practiques es que cuando te hayan atendido bien en un Hostel se lo hagas saber tanto a la Gerencia como a otros viajeros en los foros, blogs o en el sitio donde hayas conocido al lugar. También podrás postear en Instagram tus mejores fotos de los atractivos de una ciudad y mencionar en las descripciones de qué se tratan y por qué te gustó conocerlos o qué hiciste en cada uno de ellos.

Años de viajero y mochilero me permitieron confeccionar esta lista que es subjetiva y seguramente estará incompleta o quizás haya algún punto que no te parezca correcto. Hacémelo saber en los comentarios. Me gustaría saber qué te ha parecido y que me cuentes qué le agregarías en base a tus experiencias.

+ LEER OTROS ARTÍCULOS SOBRE BUENOS AIRES +

Reader Interactions

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Copyright © 2020 ba-h Buenos Aires Hostels · Prohibida la reproducción total o parcial sin previa autorización de su autor · Buenos Aires Hostels es marca registrada de Alejandro Coudannes